Alternativas al Café, y con beneficios saludables

Hace 5 años comencé cambios en mi alimentación, y con ellos en mi estilos de vida. Aún recuerdo mi adicción a la cafeína, podía tomarme hasta 5 cafés negros al día. Mi cuerpo se hizo inmune a sus efectos a tal grado, que podía irme a dormir sin tener problemas de insomnio. Un buen día comencé un reto de 28 días de sólo comer tipo plant-based, para lo cual, tenía que eliminar varios alimentos de mi dieta, entre ellos la cafeína.

Durante ese periodo busqué varias alternativas, no nada más por el efecto de alerta que necesitaba mi cuerpo, sino también por el gusto de disfrutar una taza de “algo” durante mi día. Aquí te comparto los mejores substitutos que hasta la fecha sigo ingiriendo.

  1. Te de Diente de León (Dandelion Tea) — se ve y sabe muy parecido al café. Es una planta medicinal con un sabor fuerte, pero te acostumbras rápido a su sabor. Ayuda a la digestión y a regular el hígado.
  2. Red Espresso — es un té tipo rooibos pero con 10 veces más de antioxidantes y 5 veces más que el té verde. Sabe delicioso en latte con leche de coco. Mejora tu sistema inmunológico y es una excelente opción para compartir con tus hijos.
  3. Leche Dorada o Golden Mylk— contiene cúrcuma, lo cual ayuda a que su sistema inmunológico, en gripas, problemas digestivos  y purificador de la sangre. Va perfecto preparado con leche de nuez de la india.
  4. Kombucha —  es un té fermentado y se toma frío. Es un probiótico, y alimenta de bacterias positivas tus intestines para mantenerte saludable.
  5. Agua Natural Mineralizada — definitivo es lo que mantiene mis niveles de energía durante el día, a parte de liberar las toxinas en mi cuerpo. Siempre cargo con una botella reciclada con agua. Recientemente instalamos un filtro de agua alcalina y mineralizada para nivel el PH en nuestro cuerpo.

Estuve mentalizada a que tan sólo dejaría el café por ese periodo, la realidad es que 5 años después, mi cuerpo sigue desintoxicado de la cafeína, la consumo muy rara vez y sólo me lo permito en las mañanas, de lo contrario, no duermo en toda la noche.

red espresso3

Deja un comentario